lunes , septiembre 24 2018
Home / Lo del Día / CALLE DE ARMENTA Y LOPEZ ESTUVO CASI 900 DÍAS BLOQUEADO

CALLE DE ARMENTA Y LOPEZ ESTUVO CASI 900 DÍAS BLOQUEADO

Don José Rueda llevaba la cuenta exacta. Cada día, día tras día marcado en el calendario. En total 849. En algún momento dejaría de marcar en el calendario: cerraría su negocio o liberarán la calle, pensaba con las esperanzas centradas en la primera opción.

La mañana del miércoles dejó de contar, aunque no lo desechó del todo ante el temor de que el despeje de la calle Armenta y López, sea sólo pasajero.

La noche de este martes, tras dos años y cuatro meses de bloqueo por parte de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, el lugar fue abierto a la circulación.

Este punto ubicado frente al edificio sindical de maestros quedó cerrado desde el 15 de mayo de 2016 durante un paro de actividades conmemorativa al día del maestro y las negociaciones anuales al pliego petitorio.

“Se tardaron demasiado tiempo en liberar el paso. Aquí lo usaron como estacionamiento, la gente no se acercaba, tenían miedo de que los asaltaran porque muchos borrachitos agarraron la calle como punto de reunión y sanitario público”, señaló Carlos Ramírez propietario de la Cafetería Anubis.

Carlos quien lleva nueve años establecidos sobre Armenta y López tenía planeado cerrar su negocio llegado diciembre. Los planes podrían cambiar, todo dependen de que la calle quede abierta de manera permanente y no sólo con motivo de las fiestas por el aniversario de la Independencia de México.

La misma vía, hasta antes de la noche del martes. FOTO: Román Carlos

El saldo

En el lapso que estuvo bloqueada la vialidad fue cerrada una escuela de computación y belleza, una zapatería y unas oficinas del Servicio de Administración Tributaria (SAT). En las fachadas de los inmuebles que ocuparon, ondean los letreros de “Se renta”.

Los comerciantes que sobrevivieron como la Zapatería D’ Giselle, Joyería Pepe Rueda, Hefestos, el Hotel Parador San Agustín, lo hicieron arrastrando deuda y recortando gastos en mercancía y pago de trabajadores.

“Me quedé como a un 50 por ciento de la mercancía que tenía al igual que de trabajadoras. Aquí éramos cuatro, me quedé con una sóla persona. Muchos me preguntaron “por qué no te dedicas a otra cosas”, pero a mis 65 años es difícil volver a empezar”, señaló Gisela Vivanco Santiago, propietaria de la zapatería D’ Giselle. La comerciante recordó que producto del conflicto del 2006 se vio obligada a cerrar su zapatería O Petit Jan.

Acerca de JPRedacción

Compruebe también

DOS EJECUTADOS MAS, AHORA FUE EN TUXTEPEC

Lo dicho la seguridad para estas fiestas Patrias que anunció la autoridad Municipal dista mucho ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *