martes , enero 22 2019
Home / Principal / EL RIESGO DE TAPAR LA WEBCAM

EL RIESGO DE TAPAR LA WEBCAM

El auge del Internet de las Cosas amenaza la ciberseguridad colectiva y confunde al ciudadano, preocupado por su privacidad individual

Técnicamente es posible. Durante el pasado verano, investigadores de la empresa de seguridad informática ESET divulgaron el descubrimiento de InvisiMole, un nuevo y potente malware que está en circulación desde 2013 y precisamente hace eso: se camufla como un archivo del sistema Windows y, entre otras cosas, toma el control de la cámara web y del micrófono del usuario, para observar sus actividades y para recopilar información personal y documentos. Zuzana Hromcová, analista en ESET, explica que este programa había permanecido bajo el radar de los antivirus porque “utiliza varias técnicas para evitar su detección y porque solo ha sido usado contra un pequeño número de víctimas muy escogidas, en Rusia y Ucrania”.

InvisiMole es una herramienta de ciberespionaje como las que lleva años usando el FBI, según reconoció Marcus Thomas, antiguo director adjunto de la División de Operaciones Tecnológicas de la agencia federal estadounidense. También en 2013 un estudio de la Universidad Johns Hopkins demostró que es posible infectar un ordenador y grabar con su webcam sin que se encienda la luz que alerta al usuario, y los investigadores detallaron en su artículo cómo hacerlo en una variedad de ordenadores de Apple.

Resultado de imagen para TAPAR WEBCAM

Si lo hace Mark Zuckerberg…

Ser espiado con la propia webcam es una posibilidad que va más allá de timos online y de series de televisión, y del murmullo global que generó la foto en la que se ve al mismísimo Mark Zuckerberg, presidente de Facebook, con la cámara de su portátil tapada con un esparadrapo.

Tapar las cámaras web es una práctica cada vez más extendida, tanto en ordenadores para uso personal como en el trabajo. Y también se extiende el recelo hacia los altavoces inteligentes —como los que Amazon y Apple estrenan estos días en España—, sobre todo después de que el pasado agosto se desvelara en la conferencia mundial de hackers DEF CON un truco para convertir un altavoz Amazon Echo en un micrófono espía. En el último año los altavoces inteligentes se han convertido en el dispositivo más popular de la llamada Internet de las Cosas, una categoría tecnológica destinada a crecer un 300% durante los próximos años.

Así, la última campaña de concienciación del proyecto REIsearch de la Comisión Europea afirma que en 2025 el número de objetos conectados habrá crecido hasta llegar a 75.000 millones, incluyendo a una gran variedad de dispositivos personales como coches, marcapasos o juguetes; también a electrodomésticos, bombillas o enchufes; y a los sensores y maquinaria de infraestructuras públicas como hospitales, centrales eléctricas o redes de transporte.

 

Información de: El pais,com

Acerca de JPRedacción

Compruebe también

LICITACIONES PUBLICAS SERÁN TRANSMITIDAS EN VIVO : SCT

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), dirigida por Javier Jiménez Espriú, iniciará la transmisión de licitaciones ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *