jueves , abril 26 2018
Home / Lo del Día / PAGAN CUENTA DE 14 MIL TRAS SER RECHAZADOS DE HOSPITALES DE OAXACA; SÓLO QUERÍAN QUE SU BEBÉ ESTUVIERA BIEN

PAGAN CUENTA DE 14 MIL TRAS SER RECHAZADOS DE HOSPITALES DE OAXACA; SÓLO QUERÍAN QUE SU BEBÉ ESTUVIERA BIEN

image_25 (1)

Felipe de 32 años, su esposa Alma de 24 y Enrique de un año y dos meses no tendrán cena de Navidad, tienen una deuda pendiente, debieron conseguir 14 mil pesos para pagar los gastos médicos del pequeño, cuando su Seguro Popular no los respaldó y fueron rechazados del Hospital de la Niñez y del Civil.

En el humilde hogar de la calle Gladiolas, número 18, en la colonia Esquipulas de Santa Cruz Xoxocotlán la noche del jueves 7 de diciembre fue un martirio para los jóvenes padres.

Enrique tenía problemas para respirar. Lo que era una infección en los bronquios mal atendida en su clínica local se había complicado, tuvieron miedo, no querían  que el pequeño dejara de exhalar para siempre.

Ya de madrugada y al no ver que su malestar empeoraba,  llevaron de emergencia al pequeño al Hospital Civil. Alma relata que al llegar al nosocomio, ubicado en la zona Norte de Oaxaca y cuyo cuerpo médico y sindicalizados mantuvieron un paro las últimas dos semanas de noviembre, para exigir recursos ante la falta de personal y medicinas; le dijeron que su hijo no ameritaba una atención de urgencia.

La tribulada madre les rogó por atención, el pecho ronco del bebé y su llanto le decían que algo no andaba bien, pero la respuesta de la enfermera que lo revisó fue contundente: “aunque usted pida que se quede no hay médicos que lo atiendan”.

El calvario de la familia no terminaba, sin dinero, sólo atinaron a apuntar a una segunda opción, llevar al niño al Hospital de la Niñez Oaxaqueña, estaban seguros de que ahí no habría peros, el sólo nombre de la institución les inspiraba confianza, les daba la esperanza de una atención especial. La realidad fue otra.

Cuando llegaron a las instalaciones, en San Bartolo Coyotepec, tras haber gastado casi 300 pesos en el uso de taxis especiales, la respuesta fue la misma, “aquí no hay lugar, no podemos atenderlo”.

En lugar de canalizarlo le recetaron un medicamento, que no tenían en existencia y la pareja debió gastar más de mil pesos en comprarlo, luego supieron que no serviría de nada, pues su prescripción está recomendada en otro tipo de afección.

Al jefe de la familia, egresado de Ingeniería Eléctrica, sin trabajo fijo y responsable del gasto del hogar que cubre con “chambas” por su cuenta, se le acabaron las opciones. Sin dinero pensar en una atención particular era “un sueño”, pero no tuvo alternativa. Quitarse la pena y rogar por apoyo a familiares, amigos y conocidos, fue su única salida.

Sin pensarlo mucho llevaron al pequeño a una clínica particular en la colonia Santa Anita, donde quedó internado dos días, la cuenta que pagaron por la hospitalización fue de 4 mil 952 pesos, más poco más de mil por los honorarios del médico, 6 mil en total, eso sin contar la compra de medicamentos.

En total los préstamos que debió hacer la pareja, que hace un año decidió empezar a vivir juntos, alcanzan la cifra de 14 mil pesos.

Los jóvenes padres saben que es una deuda a largo plazo, que deberán renunciar a su meta de amueblar el hogar, de comprarse chamarras para atajar el frío o zapatos nuevos, de tener una cena de Navidad digna, a cambio está la sonrisa de Enrique y la esperanza de un futuro mejor, que deberán construir con sacrificios.

Acerca de DRedacción

Compruebe también

FINAL REGIA EN LA LIGA MX FEMENIL

La Liga MX anunció los horarios de la final de la Liga MX Femenil correspondientes ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *